Amalgama de artes e identidad comunitaria: Conozca la historia y labor de la Casa de la Cultura de Las Compañías

Foto 4El espacio cultural, que forma parte de Red Yakana, red de espacios culturales municipales y privados generada por la Seremi de Culturas de la Región de Coquimbo, es un foco cultural esencial para los vecinos y vecinas del sector de Las Compañías en La Serena

El 10 de agosto de 2011 abrió sus puertas la Casa de la Cultura de Las Compañías, luego de la compra del inmueble por parte de la Ilustre Municipalidad de La Serena en 2010. Este espacio ofrece una larga serie de actividades culturales, artísticas y comunitarias, desde talleres de pintura, guitarra, fotografía, cine, cerámica, cestería, hasta instancias de formación de audiencias y apreciación del arte, manteniendo una programación anual de películas, dirigida a establecimientos educacionales del sector.

En palabras de su encargado, Álvaro Valero Cortés, estos 12 años funcionando y viviendo en el sector han sido intensos: “nuestro esfuerzo más constante viene siendo nuestra sala de microcine donde generamos programación y proyección de películas y cine chileno, documentales, etc. Buscamos generar una programación atractiva tanto en invierno como en verano, con ciclos de cine infantil y otros”.

Uno de los puntos más emblemáticos del inmueble, ubicado en avenida Argentina esquina México, es el mural que se encuentra en su fachada. Sobre su origen y creación, Valero explicó que “este mural es obra de Daniel Palomino Ramos y es muy característico de esta Casa de la Cultura. Fue un proyecto financiado por el Gobierno Regional el año 2017, diseñado y creado por nuestro artista, amigo y colaborador. Este trabajo grafica en pleno lo que es Las Compañías, ya que aparece la casa de Gabriela Mistral, el cerro Juan Soldado, las ruinas de El Brillador, el cementerio, las familias y las lagartijas, que es muy importante mencionar, pues los antiguos pueblos originarios del sector lo denominaban Tekirke, es decir ‘lugar de lagartijas’”.


Reactivación Cultural

La Casa de la Cultura de las Compañías es parte de los 20 espacios que dan forma a la Red Yakana, red de Espacios Culturales de la Región de Coquimbo. Durante este 2022, esta casa fue intervenida con música y artes visuales dentro del desarrollo de dos proyectos que contaron con el financiamiento de la iniciativa ReactivArte 2022 de la Seremi de las Culturas, las Artes y el Patrimonio.

En el caso de las artes visuales, el proyecto “Raíces”, desarrolló pintura mural en vivo en conjunción con un Art Show, a cargo del muralista urbano Álvaro Rodrigo, quien explica: “el arte que realizo intenta rescatar el patrimonio natural e histórico de la localidad en la que se realiza esta obra, pero bajo un lenguaje urban; busca ser focalizado de manera local o regional. Hoy estamos en la etapa del proyecto ‘pinto sobre negro y sobre blanco’, en una dualidad de la luz y la sombra y la idea es trabajar un poquito el rescate patrimonial, de cómo la historia se cuenta en un nudo y vamos a hablar un poquito del oficio del telar, del tejer, de cómo en cada instante cada persona que hizo un nudo se ha reflejado en ese momento puntual e irrepetible”.

Álvaro Rodrigo es madrileño de nacimiento. Lleva 10 años en nuestro país y contó que “llegué a la Región de Coquimbo en noviembre de 2012. De profesión soy geólogo y vine a trabajar en eso, pero siempre me he dedicado a la pintura, de manera comercial o publicitaria. Llegué a Chile porque es un país minero, vine a trabajar como tal, pero terminé ejerciendo sólo en docencia y me di cuenta de que el mundo de la minería, el mundo del geólogo aquí es muy diferente a España y otras partes del mundo. Decidí quedarme, porque acá volví a la pintura. Como se dice ‘la cabra tira pa’l monte’. Me siento como en casa”.

Otro proyecto que se presentó bajo el financiamiento del programa Reactivarte en la Casa de la Cultura de Las Compañías fue el jazz fusión de “Medinámico”, del músico y docente Francisco Medina, quien expresó que “es un orgullo venir a tocar acá, porque mi mamá vive cerca y nunca habíamos tenido la posibilidad de compartir nuestra música aquí, que tiene un público muy cálido, muy grato. Lo que trato de expresar principalmente es el sincretismo cultural que uno forma en la vida, escuchando canciones desde pequeño hasta adolescente, cuando uno ya va eligiendo la música que quiere disfrutar. Ahí también fue influyente el que yo haya estudiado música, que te abre hacia nuevas direcciones, entonces llegó un día en que ya tenía el título en la mano y dije “qué hago”, y desde ese momento, metí todo en una licuadora y apareció el proyecto Medinámico”.

La Casa de la Cultura de Las Compañías sigue siendo un espacio de fortalecimiento del mundo comunitario y artístico local, además de un polo difusor del cine nacional. Su encargado lo ilustra con algunos datos: “Nosotros sentimos y percibimos que somos importantes para la comunidad. Anterior a la pandemia tuvimos visitas con una serie de programas, pese a que no contamos con un presupuesto estable. En 2018, por ejemplo, 10.000 niñas y niños fueron parte de programas como ‘Miradas Regionales’, ‘Cine Escuela’ y la programación de cine que nosotros generamos es bastante atractiva, además de que apoyamos a la industria y a la creación nacional”.

Be the first to comment

Deja un comentario